Reserva

Categorías: Reserva

Elaborado a partir de una cuidadosa selección de uvas de la variedades Merlot, Tempranillo y Cabernet Sauvignon.

COLOR: Atractivo color rojo rubí con ribetes ligeramente teja.
AROMA: Esplendoroso, limpio e intenso, con una complejidad tal que conjuga en armonía los especiados típicos de la crianza en barrica de roble con aromas de frutos maduros.
BOCA: Sabroso y elegante, amplio en expresión frutal con frutas muy maduras y taninos dulces equilibrado con notas tostadas y torrefactas de la crianza en barrica que le aportan delicadeza y personalidad. Vino redondo, estructurado y largo en su final.
MARIDAJE: Acompaña perfectamente a carnes rojas y quesos curados.
TEMPERATURA ÓPTIMA DE CONSUMO: 16 -18 ºC.
TIEMPO DE GUARDA: 8 años.

Piedemonte Reserva 2008

  • MEDALLA DE BRONCE - Challenge International du Vin 2014

Piedemonte Reserva 2007

  • MEDALLA DE ORO - Berliner Wein Trophy 2014 
  • MEDALLA DE PLATA - Bacchus 2013

Piedemonte Reserva 2006

  • MEDALLA DE PLATA – Challenge International du Vin 2012
  • MEDALLA DE PLATA – Concours Mondial de Bruxelles 2012

Piedemonte Reserva 2010

  • Guía Peñín 2016 – 85pts / Relación Calidad/Precio: Muy Buena (4*)

Piedemonte Reserva 2008

  • Guía Peñín 2015 – 86pts / Relación Calidad/Precio: Muy Buena (4*)

Piedemonte Reserva 2006

  • Guía Peñín 2014 – 86pts / Relación Calidad/Precio: Muy Buena (4*)
  • Guía Peñín 2013 – 87pts / Relación Calidad/Precio: Muy Buena (4*)
  • Guía Peñín 2012 – 89pts / Relación Calidad/Precio: Muy Buena (4*)

Piedemonte Reserva 2005

  • Guía Peñín 2011 – 89pts / Relación Calidad/Precio: Muy Buena (4*)
  • Guía Peñín 2010 – 88pts / Relación Calidad/Precio: Excelente (5*)

MÁS INFORMACIÓN

Elaborado tras una rigurosa selección de parcelas de cabernet sauvignon, merlot y tempranillo, caracterizadas por producciones bajas y uvas equilibradas, con alto contenido polifenólico. Tras un estricto seguimiento de maduración su vendimia se realiza cuando alcanzan el equilibrio máximo entre sus componentes. Las uvas son fermentadas y maceradas por separado en depósitos de acero inoxidable.

La fermentación se realiza a una temperatura controlada entre 28 y 30 ºC. Posteriormente se deja macerar entre 15 y 20 días en función de la variedad y del estado de la uva. Finalizada la fermentación alcohólica y maloláctica, el vino permanece en barricas de roble de 225 litros durante 14 meses.

Pasado el tiempo de crianza en barrica se procede a la mezcla de los diferentes vinos obteniéndose un perfecto ensamblaje de las tres variedades. Su posterior permanencia en botella le aporta la elegancia y plenitud.